Vídeo marketing

Marketing inmobiliario · 21 de agosto de 2019

Vídeo marketing de gran notoriedad, la clave del branding

El vídeo está ganando terreno a pasos agigantados. En España, un 95 % de los internautas de entre 16 y 65 años ven vídeos online, lo que representa más de 24 millones de usuarios. Cada usuario dedica una media de 19,2 horas a la semana a ver vídeos, con una frecuencia de visualización de 126,7 veces al mes, según un informe de IAB Spain.

Los vídeos también desempeñan un papel cada vez más protagónico en nuestras decisiones de compra. Google confirmó que el 68 % de los usuarios de YouTube miran vídeos en la plataforma antes de tomar una decisión de compra. Con estas cifras en mente, no es extraño que el vídeo marketing se esté convirtiendo en una pieza esencial en las campañas de branding, aunque para alcanzar notoriedad es necesario elegir los formatos adecuados.

Out-stream o In-stream: ¿Cuál funciona mejor?

A medida que el vídeo se consolida en las preferencias de los consumidores, las plataformas que ofrecen diferentes tipos de contenido también han ido sumando nuevos formatos de presentación de anuncios, aunque todos no alcanzan la misma notoriedad.

Si te estás planteando lanzar una campaña de vídeo marketing para tu inmobiliaria, la primera decisión se refiere al formato out-stream o in-stream. Los out-stream video ads prometen aumentar la rentabilidad de los vídeos ya que permiten conectar con el cliente potencial fuera de plataformas como YouTube.

Este formato de anuncio, pensado especialmente para los móviles, se reproduce en los sitios web cuando el usuario está leyendo el contenido. Un punto a su favor es que permite generar continuidad en la campaña de branding, pero debes tener en cuenta que en algunos casos el vídeo no se reproduce hasta que el usuario no interactúa y este debe activar el sonido, lo que limita su impacto.

Un estudio realizado por eMarketer reveló que los usuarios consideran que se trata del formato de anuncio de vídeo más intrusivo. El 60 % de los usuarios móviles indicaron que los vídeos out-stream les molestaba, pero el 83 % aceptó de buena gana el formato pre-roll, considerado el menos invasivo.

De hecho, los vídeos in-stream son el formato estrella en las campañas de vídeo marketing para generar awareness. Son aquellos que se reproducen antes, durante o después de un vídeo de contenido no publicitario. Aunque suelen ser más costosos que el formato out-stream, reciben más visualizaciones, tienen un CTR más alto y, dado que no son invasivos, garantizan un estado psicológico más propicio en el consumidor para impactar con tu mensaje.

 

 

Publicidad exterior según nuestros criterios de selección de soportes

 

 

 

Anuncios pre-roll, el formato perfecto para ganar notoriedad

El formato de mayor notoriedad en las campañas de vídeo marketing es el pre-roll. En este caso, el video se reproduce antes del contenido que el usuario quiere ver. El usuario puede estar obligado a ver el anuncio completo o tiene la opción de saltarlo tras 5 segundos, pero lo interesante de este formato es que solo pagas por visualizaciones de al menos 30 segundos, por lo que puedes estar seguro de que se trata de visualizaciones de calidad.

Según un estudio realizado por AtresMedia, este formato consigue una mayor tasa de recuerdo espontáneo en comparación con el vídeo in text: un 40,4 % de las personas recuerdan la marca, lo cual supone que el formato pre-roll es hasta seis veces más eficaz para generar recuerdo espontáneo.

Los anuncios pre-roll no solo son una opción interesante desde el punto de vista del branding sino que también promueven la intención de compra. El 20 % de los usuarios expuestos a este formato de anuncio declaran un mayor interés por la promoción de la marca.

El formato mid-roll, por otra parte, funciona de manera similar a los anuncios televisivos, por lo que es considerado como uno de los más molestos ya que implica una interrupción a mitad del vídeo. No obstante, considera que si un usuario ha llegado hasta la mitad del vídeo, es probable que termine viendo el anuncio y que logres captar su atención.

El formato post-roll es el menos intrusivo de todos ya que se transmite al final del vídeo original. No obstante, debes asegurarte de que el contenido del anuncio tenga cierta continuidad con la pieza original para atrapar la atención del usuario o es probable que abandone rápidamente la visualización.

Deja tu comentario aquí:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hablamos de:

No te pierdas las últimas novedades del sector del marketing, la publicidad y la comunicación

D: Eraso 20 28028, Madrid

T: 910 26 02 95

M: hola@zizer.es