Marketing personalizado

Marketing y Publicidad · 29 de julio de 2020

El marketing personalizado reinventa la experiencia de compra de los usuarios

La tecnología no solo ha cambiado los comportamientos de compra de los clientes sino también sus expectativas. Cada vez más personas esperan que las marcas sean capaces de anticiparse a sus necesidades y quieren recibir un servicio rápido, personalizado y proactivo. En ese contexto el marketing personalizado cobra protagonismo como una vía para conectar mejor con los clientes y generar experiencias de compra únicas que conduzcan a la fidelización.

¿Qué es el marketing personalizado?

El marketing personalizado es la aplicación de estrategias publicitarias específicas para un usuario o cliente con el objetivo de realizar ofertas, hacer recomendaciones o enviar mensajes diseñados a su medida en función de sus comportamientos, intereses y necesidades.

Este tipo de marketing es muy eficaz ya que suele generar más conversiones y ventas. También mejora el engagement y el nivel de satisfacción de los clientes, de manera que contribuye a su fidelización. Sin embargo, para ponerlo en práctica hay que disponer de la mayor cantidad de información posible sobre los usuarios.

Afortunadamente, el 90 % de los consumidores estaría dispuesto a compartir datos sobre sus comportamientos si ello les brinda una experiencia de compra mejorada y les permite ahorrar, según un informe de SmarterHQ. El 72 % reconoce además que solo interactúa con mensajes personalizados e ignora el resto, de manera que el marketing personalizado se perfila como el futuro de la publicidad.

 

 

¿Cómo conseguir resultados con una agencia de medios?

 

 

¿Cómo el marketing personalizado mejora la experiencia de compra?

  • Anuncios más relevantes

Los usuarios son bombardeados a diario por decenas de anuncios. El volumen de publicidad es tan grande que muchos llegan a desarrollar una ceguera a los anuncios. El marketing personalizado salva esas barreras brindando un contenido realmente relevante.

Con el marketing programático, por ejemplo, se impacta al consumidor adecuado en el momento adecuado. Permite diseñar mensajes altamente segmentados para llegar lo mismo a los usuarios que están considerando la compra que a los clientes más fieles o incluso a quienes han cancelado sus suscripciones. El resultado es un mensaje significativo, no invasivo, que responde a las necesidades concretas de ese consumidor.

  • Optimiza el proceso de compra

El marketing personalizado se ajusta a la fase del ciclo de compra en la que se encuentra un usuario. Le brinda la información que necesita para avanzar a la siguiente fase y tomar la decisión de compra, proporcionando una experiencia optimizada que le permite ahorrar un tiempo valioso.

Con el uso de sitios web personalizados, por ejemplo, se puede ofrecer contenido dinámico a los usuarios para mejorar su experiencia de compra. Esta estrategia de marketing se basa en generar contenido en tiempo real usando la información recopilada sobre los usuarios para que accedan a vistas adaptadas a su perfil. Así se crea una experiencia más gratificante que acorta el proceso de compra.

  • Aporta valor a través de recomendaciones significativas

Amazon, Netflix y Spotify son algunas de las plataformas que han recurrido al marketing personalizado para mejorar la experiencia de sus clientes y fomentar la fidelización. En base a la información que recopilan de los usuarios y aplicando métodos de filtrado colaborativo recomiendan productos relacionados con sus compras anteriores o sus comportamientos en la plataforma.

Gracias a este sistema los usuarios pueden descubrir productos o servicios que se adaptan mejor a sus gustos y necesidades. Al ser recomendaciones altamente personalizadas, generan una experiencia de compra más fluida y satisfactoria que redunda en la fidelización.

  • Integra el mundo online y offline

El marketing personalizado incluso puede fungir como una especie de asistente personal que le facilita el día a día a los consumidores. Con el marketing de proximidad, por ejemplo, se pueden implementar estrategias individualizadas que integran el mundo online y offline para crear una experiencia de compra muy gratificante.

Las marcas pueden enviar anuncios para avisarle a un cliente que el producto que ha visto online se encuentra en esa tienda física justo al doblar la esquina o para ofrecerle cupones, descuentos y ofertas que le pueden interesar. Al hacer leva en la inmediatez se estimula la intención de compra aportando un valor añadido al consumidor.

Deja tu comentario aquí:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hablamos de:

No te pierdas las últimas novedades del sector del marketing, la publicidad y la comunicación

D: Eraso 20 28028, Madrid

T: 910 26 02 95

M: hola@zizer.es