Marketing educativo · 19 de septiembre de 2018

¿Cómo mejorar el branding corporativo en el sector educativo?

Hoy resulta impensable concebir una estrategia de marketing educativo sin el branding corporativo. Posicionar la marca del centro educativo o el portal de formación en el mercado es cada vez más importante para atraer estudiantes, ofrecer una propuesta de valor diferenciada y destacar por encima de la competencia.

¿Qué es exactamente el branding corporativo?

El branding corporativo es el proceso a través del cual se construye una marca reconocible. Se encarga de transmitir la personalidad de la marca y afianzarla en la mente de los consumidores en relación con los valores o características que se desean posicionar.

El objetivo es que la marca resalte, sea memorable y se afiance, transmitiendo a los consumidores potenciales su valor. En la práctica, el branding corporativo se encarga de descubrir qué es lo que hace única a una marca detectando sus elementos diferenciadores, para encontrar la mejor manera de hacerlos llegar al público bajo la luz más favorecedora. También se encarga de mantener esa coherencia a lo largo del tiempo.

Un ejemplo del impacto del branding educativo llega de la mano del Imperial College Business School, una escuela de negocios que abrió sus puertas en 2004 y, aunque forma parte de la famosa Escuela Imperial de Londres, necesitaba reforzar su identidad de marca en la mente de sus estudiantes potenciales. Por ello pusieron en marcha una campaña de branding corporativo que les confirió una nueva identidad visual y reforzó la combinación de sus dos atributos esenciales: los negocios y la tecnología. Como resultado, las aplicaciones para los MBA se duplicaron y el número de estudiantes creció en un 20 % en todos los programas.

¿Cómo potenciar el branding corporativo en un portal de formación?

  1. Un nombre memorable

El nombre de una marca facilita su recuerdo o la condena al olvido. Elegir un nombre inadecuado se convertirá en una barrera para cualquier tipo de negocio, sobre todo si tiene una asociación negativa en el imaginario popular. En algunos casos incluso puede ser necesario cambiar el nombre. Por ejemplo, en un primer momento Google se llamó BackRub y en sus inicios Pepsi Cola se llamó Brad Drink. El cambio de nombre fue una estrategia de branding corporativo con la cual se buscaba una palabra más original, fácil de pronunciar, única, atemporal y con una sonoridad memorable.

  1. Una identidad visual poderosa

En el branding corporativo el nombre es tan importante como la identidad visual, que está conformada por todos los detalles gráficos de la empresa, desde el logotipo hasta el isotipo y la firma. La identidad visual es un elemento muy poderoso para transmitir mensajes por debajo del nivel de la conciencia: el color se usa para generar emociones y el diseño para activar simbolismos. El ejemplo de Nike es uno de los más interesantes pues su logo original estaba compuesto por el símbolo y nombre de la marca pero cuando ganaron reconocimiento eliminaron el nombre, haciendo el logo más minimalista. Debes asegurarte de que la gráfica del portal de formación o centro educativo con el que trabajes transmita el mensaje adecuado, de manera que pueda conectar con su target rápidamente.

  1. Una propuesta de valor única

El mercado educativo se está saturando, por lo que es fundamental que el centro educativo transmita una propuesta de valor única. Debes encontrar los atributos únicos que diferencian al portal de formación y satisfacen las necesidades de ese estudiante potencial. En la carrera de Ingeniería de la Universidad de Ottawa, por ejemplo, se han centrado en la alta empleabilidad de la profesión mientras que en la Texas Wesleyan University le han sacado partido a su pequeño tamaño con el eslogan “Smaller. Smarter” para transmitir la idea de que ofrecen una educación personalizada a un precio más competitivo.

  1. Un tono de comunicación adecuado en todos los canales

La manera en que el portal de formación o el centro educativo se expresa no solo es vital para captar estudiantes sino también para consolidar su identidad de marca. En un primer momento tendrás que marcar el tono de comunicación más adecuado, si el target son los jóvenes debe ser fresco, desenfadado, auténtico, directo y, si es posible, con un toque de humor pues se ha demostrado que este hace que los anuncios sean más memorables, generan una actitud positiva hacia el mensaje y tienen un mayor poder persuasivo. También debes asegurarte de que ese tono de comunicación sea coherente en todos los canales, desde el blog hasta las redes sociales y los anuncios publicitarios.

  1. Establecer una conexión emocional con el prospecto

Las grandes marcas no solo quieren ser reconocibles, buscan convertirse en una love brand. Para ello, la estrategia de branding corporativo debe enfocarse en generar experiencias en los posibles estudiantes apelando a su lado emocional. Es fundamental humanizar la marca, lograr que los alumnos la perciban cercana y, por tanto, que sea más memorable, como si fuera una parte de sí mismos. No es casualidad que un análisis de la aplicación del branding educativo en las universidades de Singapur revelara que las estrategias más eficaces y las que más terreno están ganando son aquellas orientadas a generar experiencias y emociones en los estudiantes potenciales.

Deja tu comentario aquí:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hablamos de:

No te pierdas las últimas novedades del sector del marketing, la publicidad y la comunicación

D: Eraso 20 28028, Madrid

T: 910 26 02 95

M: hola@zizer.es