Transformación digital

Marketing financiero · 28 de octubre de 2020

Guía sobre la transformación digital del sector financiero

En los últimos años, la transformación digital que ha vivido la sociedad ha dado pie a una serie de cambios en el sector financiero. Esas innovaciones, que incluyen desde nuevas herramientas tecnológicas y financieras hasta las monedas virtuales, la banca digital y los pagos a través del móvil, han producido una mayor desregulación y una considerable intensificación de la competencia.

Como resultado, la banca está atravesando un proceso de profunda transformación que no solo implica un cambio en su modelo de negocio y estructura interna sino también una nueva manera de relacionarse con el cliente y enfocar el marketing financiero.

¿Cómo ha impactado la banca electrónica en el sector financiero?

La aparición de la banca electrónica ha sido uno de los cambios más importantes que ha vivido el sector financiero. Desde 2010 la banca electrónica ha crecido un 65% en España, de manera que 15 millones de españoles ya acceden online a sus cuentas y productos financieros, según Evo Banco.

La irrupción de la banca electrónica ha tenido diferentes consecuencias en el sector financiero:

  • Aparición de nuevas entidades financieras que operan exclusivamente en Internet, como es el caso de SelfBank o INGDirect.
  • Incremento de la competencia pues las bancas electrónicas, al reducir los costes que implican las sucursales, pueden ofrecer tarifas más competitivas.
  • Disminución del número de sucursales, en España se han cerrado unas seis sucursales al día desde que comenzó la crisis, pasando de unas 46 000 a las menos de 28 000 actuales, según SelfBank.
  • Incorporación de servicios online a las bancas tradicionales como estrategia para no quedarse obsoletas, generalmente bajo una nueva marca, como es el caso de Openbank, del Santander.
  • Consolidación de la banca multicanal que complementa la actividad financiera con otras prestaciones de servicios digitales.

La generación nativa digital sustenta el crecimiento del Fintech

En 2025, el 75% de la fuerza laboral estará compuesta por los millennials y centennials, según reveló un estudio de la Universidad del País Vasco, por lo que el sector financiero no solo está obligado a adaptarse a las transformaciones digitales sino también a las demandas de una generación que tiene hábitos de compra diferentes.

Estos nativos digitales usan a diario diferentes dispositivos y pasan mucho tiempo en las redes sociales, donde toman algunas de sus decisiones de compra. También son más críticos, exigentes y demandan personalización, lo cual obliga a usar el Big Data para aprovechar la inmensa cantidad de información que generan sus actividades online.

Con esta generación se abre paso el sector Fintech, que no es una mera alternativa a los bancos tradicionales por el hecho de ser productos digitales, sino que se sustentan en un modelo de negocio disruptivo. España ya es el sexto país del mundo por número de Fintech, las cuales facturan más de 100 millones de euros. Sin embargo, el 50% de esas empresas ofrecen los mismos servicios que prestaban las bancas tradicionales, según el informe de KMG.

Las compañías Fintech han agilizado las transacciones financieras, reducido sus comisiones, contribuido a la expansión internacional de los mercados financieros y han puesto a nuestra disposición prácticamente cualquier tipo de producto financiero en los mercados de todo el mundo.

Los gigantes tecnológicos también están irrumpiendo con fuerza en el sector financiero. Apple, por ejemplo, lanzó su Apple Pay para que los usuarios puedan pagar cómodamente con el móvil y Google acaba de anunciar los pagos entre particulares a través de su asistente virtual de voz y el servicio de Google Pay.

El futuro del Fintech se decide en el plano legal

El futuro del Fintech depende en gran medida de la regulación. El desafío consiste en mantener el equilibrio entre el sector financiero tradicional y las nuevas startups. Hay que innovar, pero preservando la estabilidad financiera y protegiendo a los clientes. Eso es precisamente lo que persigue el Anteproyecto de Ley para la regulación de la transformación digital del sector financiero.

Una de sus principales medidas es la creación del sandbox, un espacio controlado de pruebas donde las startups pueden experimentar por un periodo de tiempo limitado aquellos modelos de negocio que no cuentan con un marco legal. Así se eliminan muchos obstáculos a la innovación y se agilizan los trámites, pero también se supervisa la actividad de estas empresas para brindar las máximas garantías a los clientes.

Esas transformaciones digitales seguirán marcando el rumbo del sector financiero dando paso a una banca más personalizada y ágil que nos ayudará a tomar las decisiones más convenientes para nuestra economía.

Deja tu comentario aquí:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hablamos de:

No te pierdas las últimas novedades del sector del marketing, la publicidad y la comunicación

D: Eraso 20 28028, Madrid

T: 910 26 02 95

M: hola@zizer.es